DETALLE DEL ARTÍCULO

Responsabilidad social y el sector de la hospitalidad / Ruth Arroyo Tovar
Responsabilidad social y el sector de la hospitalidad

Responsabilidad social y el sector de la hospitalidad

Ruth Arroyo Tovar

CÓMO LA RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL CONTRIBUYE A LA FELICIDAD DE LOS COLABORADORES EN EL SECTOR DE LA HOSPITALIDAD EN COLOMBIA.

Hablar de globalización, analizada desde diversas perspectivas y conceptos, así como de sus repercusiones en la sociedad ha sido materia de estudio de varios autores e instituciones. El Fondo Monetario Internacional (FMI) enuncia este proceso como la interdependencia económica progresiva entre las naciones del mundo, lo cual da como consecuencia el incremento de transacciones y capitales. Debido a ello, las organizaciones y todo su ecosistema sufren efectos y cambios como resultado del incremento productivo y comercial. Este proceso global representa para muchos una coyuntura, para ser aprovechada y desarrollarse aún más. En cambio, para otros al no poder ser competitivos, experimentan retroceso.

Lo único cierto es que toda organización debe aspirar a la transformación constante en la búsqueda de un mejor rendimiento suyo y de sus grupos de interés o stakeholders, compuestos por el público interno y externo, ante los cuales estas tienen relaciones, realizan sus acciones y ejercen su influencia.

En este panorama, se presenta la responsabilidad social empresarial, o corporativa, (RSE) como una práctica empresarial que satisfaga estas preocupaciones sociales y ambientales, con un direccionamiento donde intervengan sujetos activos (la organización y las personas que la componen) y pasivos (el entorno sobre el cual realiza sus actividades). De tal forma, que se puedan evaluar los esfuerzos que esta lleva a cabo en la sociedad.

La RSE se enfoca en la voluntad por lo socialmente responsable, por medio de la cual se consigue aumentar los efectos positivos en la humanidad, a la vez, que se logra disminuir los efectos negativos, trayendo como consecuencia beneficios del desarrollo sostenible a largo plazo (Bateman & Snell, 2009).

Así mismo, y dentro del concepto de actualización constante derivado de la complejidad global enunciada anteriormente y articulado totalmente con el concepto de RSE, resultan corrientes, tendencias y formas de gestión con propuestas que permiten alcanzar la productividad, competitividad y rentabilidad como propósito fundamental de todo tipo de organización (pública, privada), para garantizar su eficiencia, eficacia y sostenibilidad.

La más reciente tendencia se conoce como el Management 3.0; nombre que Jurgen Appelo ha dado a su innovadora manera de enfocar el manejo de equipos y empresas desde una perspectiva ágil. Es un concepto de vanguardia que permite a los líderes empresariales cambiar su forma de pensar respecto al estilo de gestión dentro de sus organizaciones, el cual plantea la redirección del liderazgo y la disolución de jerarquías. Este, entra en discrepancia con los antiguos métodos de Management (1.0 y 2.0), los cuales planteaban organizaciones netamente verticales y con una visión “tayloriana” de sus trabajadores. En el 1.0 la gestión era tradicional, basada en cumplir órdenes, llevar a cabo tareas siguiendo unos procesos definidos y repetitivos. Además, considera a las personas como recursos o una pieza más del engranaje, con un enfoque de ahorro en costos y con una jerarquía muy marcada, donde el superior es el que determina qué, cómo y cuándo hacer las cosas. En esta gestión el jefe siempre tiene la razón.


OBJETIVO GENERAL


Elaborar una propuesta de modelo de felicidad organizacional acorde a las necesidades del sector de alojamiento en Colombia, para generar motivación y bienestar de los colaboradores como estrategia para ser productivos e integrales laboralmente.


En el 2.0 se intenta aplicar algunas de las prácticas que se llevan a cabo en empresas exitosas pero que funcionan diferente, sin entender realmente por qué no funciona la “adaptación” realizada. No existe apropiación, identidad, ni sentido de pertenencia de los principios que caracterizan la cultura organizacional. Presenta clima organizacional afectado, altos índices de desmotivación y rotación, jornadas extendidas de trabajo y cúmulo de tareas por realizar.

El Management 3.0 resulta como la contraposición de estos antiguos modelos gerenciales con una forma estructurada de gestión flexible, que conduce los esfuerzos de la organización para adaptarse a los cambios internos y externos, convirtiéndola en una “empresa ágil”. De esta manera, no hay una única función en la empresa, sino varias distribuidas a lo largo de los distintos niveles. Tampoco existe un único tipo de gestión, sino varios, de acuerdo con la estrategia general, su misión, visión y valores, orientados a cada proyecto concreto que realice, a su portafolio de productos y servicios, número de empleados, tamaño, sector, entre otros. Appelo (2017)1, menciona que “la complejidad del día a día, la ingobernabilidad de los mercados, necesitan una gestión distribuida en la que cada trabajador y participante en la empresa tenga algo de “gestor”, por lo que el rol del mánager es más descentralizado”. En este nuevo concepto, el liderazgo tiene como objetivo hacer, crecer y transformar organizaciones en un gran lugar para trabajar en el que la gente está involucrada, el trabajo es cada día mejor y los clientes están encantados.

La particularidad de esta nueva forma de administrar es que coloca en el centro de sus actividades al colaborador o empleado, entendido como el activo más importante de la organización, ya que se logran objetivos a corto, mediano y largo plazo con él y a través de él. De su desempeño, compromiso, consecución de metas y sobre todo de su comportamiento y actitud, dependerá en gran medida, el cumplimiento de la estrategia organizacional, su impacto y el llegar a ser considerada como una empresa exitosa.

Por esta razón, hay que orientar recursos y esfuerzos organizacionales para que el colaborador disfrute de un clima laboral sano y perciba sensación estable de bienestar, que le permita crecer, desarrollarse y proyectarse dentro de la misma organización, la misma que debe ser el escenario donde florezcan sus fortalezas y competencias más relevantes, y donde sus debilidades sean consideradas oportunidades de aprendizaje continuo. A esto se le conoce como “crear ambientes humanizados y felices” y es donde cobra relevancia el objetivo de este estudio: “Cómo pueden las organizaciones desde la RSE contribuir a la felicidad de sus colaboradores en el sector de la hospitalidad en Colombia”. Entendiendo por hospitalidad, la función de ofrecer buena acogida y recibimiento al cliente, especialmente visitantes y extranjeros, que en esta industria se le denomina huésped. Incluye un conjunto de servicios básicos, como la alimentación, la bebida y el alojamiento; así como en algunos casos, contempla la oferta de servicios complementarios o de valor añadido como servicios de tecnología, zonas de negocios, áreas sociales, zona de parqueo de vehículos y entretenimiento, entre otros, dependiendo del tipo de establecimiento de alojamiento y hospedaje que ofrezca el servicio de hospitalidad.
(ver figura 1).


Figura 1. Tipos de hospedaje, adaptado de Elmundook, (2019).




Figura 2. Modelo de Felicidad Organizacional para el sector de la Hospitalidad en Colombia, elaboración propia (2019), adaptado de Fernández, (2015).



...


LEER PONENCIA COMPLETA CLICK AQUÍ

Investigadora Principal: Ruth Arroyo Tovar.
Co Investigador: Manuel Alejandro Acosta Gaona.

Universidad Externado de Colombia
ruth.arroyo@uexternado.edu.co
Temática: Turismo Sostenible-RSE
#EcoeEdicionesMexico
#BlogEcoeEdicionesMexico
#EcoeEdiciones

 
Ecoe Ediciones México - BIBLIOTECAS
Novedades - Descuentos- Promociones
Únete al Grupo Ahora